Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

viernes, 18 de mayo de 2018

Qué más da...

                
Cuando experimentas en primera persona la pérdida de una madre, no importa su edad ni la tuya, todo lo que ocurre a tu alrededor cobra una importancia relativa. Eso debería explicar mi hastío y mi ausencia de reacción o indignación ante los cansinos acontecimientos que giran en torno al rancio catalanismo independentista. No hay obstáculo que no intenten saltar a la torera estos políticos/atletas “non gratos”. Qué más da, si nadie se lo impide; qué más da que Torra asuma el mando de la Presidencia de Cataluña sentado en las piernas de Puigdemont, que metiendo la mano en sus entrañas le mueve los labios cual ventrílocuo, en un acto patético y cutre; qué más da que los catalanes no independentistas se encuentren desatendidos en sus reivindicaciones y en sus necesidades; qué más da si se ven obligados a convivir en su propia tierra con paisanos enemigos; qué más da si los asuntos importantes del día a día están en stand by desde hace meses, mientras unos y otros marean la perdiz; qué más me da a mí, si lo único que me preocupa ahora es coger una bocanada grande de aire que me ayude a relativizarlo todo y a serenar mi alma…





martes, 15 de mayo de 2018

Abismo



Abismo

Noche tras noche tu recuerdo
profana mi habitación.
Los sueños me devuelven
al país de la rutina
y, tras la bruma de la luna,
cada mañana
retomo tu muerte,
que me ahoga en el abismo de lo absurdo,
dejándome caer
en lo absurdo del abismo.
Desvalida, buceo
en el perfume de una blusa
que esconde entre sus costuras
amarillentos fotogramas de una infancia
que saca la cabeza para tomar aire
en cada sollozo.



lunes, 23 de abril de 2018

Es tarde




Se pavonea otro lunes,
indiferente a tus llantos.
Fluyen por tus venas abultadas los
dolores enquistados en
tus raídos calendarios.
Tu voz se vuelve susurro
y tu gélida mirada
no tiene el brillo de antaño.
Tiemblan mis manos al mesar tu pelo,
mis lágrimas ya saben batirse en retirada
y mis sueños buscan para ti una
porción sabrosa de cielo.
Es tarde para las palabras no dichas,
tarde para los abrazos que nunca llegaron,
muy tarde para eternas despedidas,
muy tarde para un bolero o un fado.
Planea en el aire un perfume
melancólico y amargo.
Duérmete tranquila, madre,
que un ángel vela a tu lado.






lunes, 9 de abril de 2018

Espejo


                            
 ESPEJO

Se extinguieron los llantos y las risas
de los niños, los abrazos bajo las
sábanas, las estrecheces económicas,
las prisas, los pasodobles en el salón
del Casino, las preocupaciones,
las reuniones de familia, los viajes
al compás de una armónica,
las alegrías, las penas,
las procesiones de Semana Santa,
las romerías, la misa de los domingos,
las hipocresías, las envidias y
las vanidades. Reina el silencio
entre estas cuatro paredes inertes,
roto solo por tu respiración
agitada, que se abraza a una vida
que ya no se deja coger.
Aflora el llanto de puntillas y explota
en el mismo corazón de la impotencia.
Las lágrimas se esconden tras una
cuenta atrás imparable, que empieza a ser
insoportable e inmisericorde.
Nadie puede ayudarnos a pasar esa
puerta. Solos, desnudos, desvalidos,
temerosos, así caminamos a un
destino tan inquietante como
implacable, tanto el de la vida como el
de la muerte. Y te miro en tu lecho,
presa de mil cadenas, te observo sin
que tú lo sepas, y tú mueres y yo
muero contigo, como si
me colocaran frente a un macabro espejo.


martes, 27 de marzo de 2018

Equinoccio de primavera


Esta ha sido mi última carta publicada en el HOY.



Sobre la visión poética de esta estación, sobre los efectos en personas alérgicas, sobre su impacto en el ánimo de las personas...


Y una excusa para alabar al gran atleta pacense Lolo Unión, al que admiro profundamente por su ejemplo y su entrega al deporte en general. Con su edad sigue compitiendo a nivel nacional y europeo, incluso con las dificultades que suponen las carencias de instalaciones y material adecuado en nuestra ciudad. Ojalá muchos cojan su testigo. Un campeón en toda regla, siempre en compañía de mi también admirada Concha Corrales, gran mujer, deportista y fotógrafa. 

                 
                    Esto es tó, esto es tó, esto es todo, amigos...